ordenes.png
CONSTELACIONES FAMILIARES

¿Quién es Bert Hellinger?

Es el creador de las constelaciones familiares.

Nació en 1925 en Stuttgart, Alemania y creció en una familia que rechazaba el nacionalismo. Muy joven es enviado a la guerra, vive la lucha, lo capturan y es llevado a un campo de prisioneros de guerra en Bélgica. Después de la guerra, a sus 20 años, entra en una orden católica y es enviado como misionero a África del Sur, donde vive con la tribu de los Zulú. Allí se convierte en maestro y sacerdote. 

 

Unos años después deja el sacerdocio, vive en Viena y se concentra en estudios psicoanalíticos, también estudia Filosofía, Pedagogía y Psicoanálisis. Continua su formación en diferentes escuelas como la de Psicoterapia Gestalt, Psicodrama, Hipnosis Eriksoniana, PNL, Análisis Transaccional, y Terapia Familiar Sistémica.  Profundizando en las relaciones intrafamiliares investiga como actúan determinadas “huellas” de la historia familiar en las nuevas generaciones. Crea su propio método de psicoterapia                     fenomenológica y sistémica dentro del enfoque de las terapias humanistas breves y del existencialismo.

 

Practica la psicoterapia desde una visión multigeneracional. A esta forma de terapia la llama Constelaciones Familiares. Es una terapia de grupo, con la tesis de que las familias tienen determinados sistemas de compensación, siendo éstos de orden natural. Los llamo los ”Órdenes del amor”, y cuando estos órdenes se trastocan, surgen situaciones conflictivas que repercuten en las generaciones siguientes. Este orden familiar esta dirigido por una consciencia común, la cual hace que nadie sea excluido.

Cuando un miembro de la familia es olvidado o dejado de lado, volverá a aparecer de algún modo en forma de identificaciones o implicaciones con otros miembros de la      familia. Es decir que la situación actual dé una persona y sus conflictos están directamente relacionados con los conflictos, vivencias y alegrías de sus antepasados, incluso los que ya no viven. Los asuntos no resueltos pueden afectarlo y se manifiestan en forma de destinos trágicos, enfermedades, trastornos psíquicos, físicos y comportamientos conflictivos. Es necesario en la constelación encontrar un nuevo orden para esas estructuras familiares difíciles, buscando lograr desencadenar una resolución de los problemas actuales. 

 

¿En qué consisten las Constelaciones Familiares?

¿Cómo es el orden?

 

El método original de Bert Hellinger se forma un grupos de terapia y son entre 15 a más de … personas. Existirán diversas clases de asistentes a una reunión o seminario: 

1. Los participantes  2. “Los representantes”  3. Los espectadores. 

Los primeros, de a uno, irían exponiéndole al terapeuta el tema a “representar”: como por ej.. problemas económicos, dificultades en la pareja o en su familia, y problemas de salud, tanto física como mental. 

Cada participante intentará tener presente su árbol genealógico, porque el terapeuta comenzará a preguntarle sobre sucesos trágicos o conflictivos en su familia de origen. El terapeuta elegirá qué miembros de la familia serán representados primero, y el participante elegirá entre el público a personas que representen a su familia e incluso a él mismo. El participante colocará a estas personas en el lugar y en la dirección que intuitivamente siente. 

Luego el terapeuta les pedirá a los representantes que expresen cómo se sienten. Allí se desencadena lo que Berth Hellinger denomina un proceso fenomenológico: los “sustitutos” comienzan a actuar como las verdaderas personas, e irán diciendo lo que perciben y sienten, guiados por el terapeuta se moverán hacia posiciones más cómodas, e incluso el terapeuta podrá elegir nuevos representantes para distintos miembros de la familia, vivos o fallecidos, o para mirar sensaciones abstractas como son: una enfermedad, la muerte, el dinero o el amor, que vayan surgiendo en el acontecer de las representaciones familiares.

 

El desenlace de estas manifestaciones expresará los vínculos de amor y dolor que unen a las familias, pudiendo salir a la luz las razones y los secretos. Es entonces cuando aparece una “imagen-solución” donde existe un orden especial básico, y en el cual todos los miembros, “representantes” se sienten bien, y el cual provoca un alivio para el participante y será el punto de partida para la resolución de sus relaciones negativas existentes. Las constelaciones familiares no requieren de un lenguaje sofisticado ni de consultas continuas y pueden aplicarse en hospitales, prisiones, en juicios y en centros educativos. Pueden interesar a personas que se dediquen a profesiones como la psicología, la asistencia social, la sociología, la medicina, la educación o las leyes. 

 

 ¿Qué asuntos te puede interesar constelar?

Las peticiones giran en torno a una pregunta o dificultad como:

  • Solucionar conflictos con los padres, los hijos, los hermanos. 

  • Relaciones con otros familiares, parejas, ex parejas.

  • La muerte y las separaciones.

  • Impedimentos o bloqueos.

  • Situaciones que no comprendes ni controlas.

  • Estudios, profesiones, proyectos y empresas.

  • Circunstancias repetitivas

  • Comprender sobre dolores y temas de salud

  • Culpa, miedo, estancamientos, conflictos, ansiedad, confusión, inseguridad, falta de fuerza interna….

  • Circunstancias a las que no se encuentra explicación racional de por qué sucede o de por qué no se mejorara una situación.

  • Límites y bloqueos 

No se trata de deshacerse de un problema ni de modificar la realidad, sino de generar comprensión, una nueva apertura hacia algo o hacia alguien. Una comprensión que lo cambia todo. 

Las bases de las constelaciones son: 

  • El amor es el motor de todas nuestras conductas.

  • El Sí incondicional a la vida como es, a la madre y al padre como son. Es la fuente de la energía, de la salud, del éxito, de la abundancia, del amor y de la realización. 

  • Los órdenes del amor  son las leyes del sistema familiar que de no ser respetadas crean un vínculo dramático que nos lleva inconscientemente a imitar por amor a los excluidos en su destino, como son: actitudes, sentimientos, enfermedades etc.. o pagar un daño impune mediante una vida dolorosa.