EVALUAR CON CALIDAD Y PROFESIONALISMO A LAS PERSONAS CONSUMIDORAS DE SUSTANCIAS PSICOACTIVAS ES EL INICIO DE UN EXCELENTE TRATAMIENTO

En muchas ocasiones en mi rol como terapeuta, me encuentro con familias muy alarmadas porque saben que sus familiares adolescentes o adultos han iniciado el consumo de alguna o algunas sustancias psicoactivas, la alarma es válida porque en la mayoría de las veces no se sabe a ciencia cierta qué tan grave es la situación. En algunas situaciones la familia alarmada magnifica el consumo y la realidad es que su familiar lo ha realizado de manera experimental, es decir, lo a hecho en contadas ocasiones de manera controlada, (situación que se debe atender), en donde al ser un inicio aún no se puede hablar de dependencia a la droga, y en muchas otras ocasiones la familia minimiza el consumo, argumentando que es una situación normal, “todo el mundo lo hace”, y la realidad es que el consumo del joven es problemático y su historia con las drogas es mucho mayor de lo que la familia cree.

En las dos situaciones es fundamental buscar ayuda profesional para que se haga una evaluación integral que le permita a la persona y a la familia tener claridad sobre la situación (sin magnificar ni minimizar), lo cual les permita con ayuda del profesional determinar el mejor y más oportuno tipo de intervención, entre los cuales pueden estar: psicoterapia, procesos ambulatorios, desintoxicación, internados en centros de rehabilitación como comunidades terapéuticas, clínicas psiquiátricas etc. Esta es una evaluación que debe ser realizada por psicología, psiquiatría y trabajo social como mínimo.

En un proceso de evaluación se tienen focos muy claros como los siguientes:

• Historia del consumo, desde que edad lo hace y que tipo de drogas a consumo desde el inicio hasta la actualidad.
• Consecuencias por el consumo a nivel: familiar, escolar, laboral, legal etc.
• Recursos psicosociales
• Factores de riesgo y protectivos
• Intentos fallidos para dejar el consumo
• “Conciencia de enfermedad”, claridad de que la situación de consumo es un problema.
• Deseo de cambio
• Síndrome de abstinencia y tolerancia.
• Dinámica e historia familiar.
• Sentido de vida

Los diferentes criterios diagnósticos nos permitirán observar si esta persona es usadora, abusadora o dependiente y con base en esto se determina el tipo de intervención. Por eso los invitamos a que frente a un tema de adicciones busquen asesoría altamente calificada ya que la mejor decisión permitirá la transformación de las personas o la agudización de la problemática, frente al fenómeno de las adicciones no se puede improvisar, son muchas las experiencias negativas en estos 18 años de experiencia profesional que he podido conocer en donde de manera ingenua y poco profesional se aborda este tema.

Los invitamos a que conozcan nuestra página y los servicios que ofrecemos, si desean comentar este texto háganlo porfavor.